lunes, 5 de diciembre de 2016

¿Por qué se van?

En serio, ¿por que se van las personas? ¿por qué nos vamos del lado de los demás si en muchas ocasiones los queremos?

Siento que no encajo, que me cuesta hacerme a la personalidad de los demás y me hace estar tan sola, sentirme tan estúpida y tan incomprendida.

No soy la típica persona que cae bien al instante, parezco seria y seca y distante. No es que sea borde y de malas contestaciones, pero no entro a la primera y lo sé, casi cualquiera lo dice. El otro día me dijeron que soy como un iceberg, que solo se ve de mí la superficie.

No quiero que me hagan daño, es algo que a estas alturas de la vida, ya no lo soporto, me auto convenzo, me obligo, me miento y me lo creo... si lo repito lo suficiente a lo mejor se hará realidad: no te echo de menos, no te necesito, no me acuerdo de ti, no te quiero...

Me parece que de un tiempo a esta parte la gente se va, he estado años sin dejar entrar a nadie y me convertí en una roca, eso no es nuevo, nadie podía atravesar mi piel y dañarme, así no me dolía nada porque no me dejaba.

Y un buen día me paré a pensar y me di cuenta de que me habían bajado las barreras y empecé otra vez a sentir y a querer y a dejar que me quisieran.

Creo que volví para nada, las personas en quienes confié no valieron nada y se marcharon también, de hecho ya no están y por supuesto duele.
Duele como aventuraba, como temía, como recordaba y algunas, más aún que eso y me arrepentí durante bastante tiempo.
Pensé que quizá no tenia que haberme dejado ablandar en ningún momento y ahora seguiría mas entera y menos dolorida.

Entonces pienso, quienes están ¿por que lo hacen? ¿por qué me quieren? ¿qué es lo que ven que apenas ve nadie más? ¿tan mala soy? ¿soy un puto monstruo y la gente huye de mí?

Estoy triste y lo estoy porque las personas somos tan imbéciles. Queremos y vamos detrás desesperadamente de quien no nos hace caso, de quien no nos quiere y estúpidamente olvidamos y no cuidamos a los que están dispuestos a quedarse aun viendo que no les hacemos caso, seguramente porque ellos mismos nos van detrás mientras tienen a su vez a otros esperando.

En fin, que es totalmente triste, pero como decía Bob Marley "vamos a reírnos de todo, porque la tristeza no se cura con más tristeza".

Alguien me enseñó una lección muy importante que hace un año me salvó y me ayudó a no derrumbarme y volverme loca.
Tiene catorce años menos que yo y aun no siendo amigas del alma, ni de hablarnos todos los días, nos tenemos cariño y hace el suficiente tiempo que hablamos como para haber hecho una curiosa amistad en la cual podemos contarnos sin racanear porque no vamos a juzgarnos, ni a echarnos cosas en cara, ni a pedirnos más de lo que nos apetece darnos.

El caso es que de dijo que cuando perdemos a alguien no hay que llorar sino sonreír por lo vivido y que siempre estarán con nosotros los buenos recuerdos vividos. La gente entra y sale de nuestras vidas y por más que me cueste aceptarlo es así porque nada es para siempre, ni nosotros mismos y al final, en la simplicidad está la maldita clave y no me hace feliz lo complicado si no puedo con ello y no vale la pena.

Adiós a los que habéis partido, gracias a los que estáis y os vais a quedar y bienvenidos a quienes os traerá a mi vida el destino.

16 comentarios:

  1. Creo que es cuestión de la evolución de la vida. Vamos creciendo, vamos encontrando gente nueva, y vamos dejando a otra atrás. Creo que todo tiene su momento, su tiempo, y llega un momento en la vida en el que te das cuenta de que lo que (o quienes) antes te hacían feliz, ya no te aportan nada. La vida es evolución constante....

    Tómatelo por ese lado y vive de lo que tienes ahora y hoy a tu lado y a tu alrededor.
    Abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón mi querida amiga, a veces es que nos da un poco de añoranza y nos ponemos sensiblonas jaja, no escribí hace unos días que andaba algo pocha, ahora ya tengo otra actitud más positiva ante todo. Un abrazo

      Eliminar
  2. No le busques la razón a porque se va la gente, simplemente la naturaleza es sabia y todo aquello que no aporta termina por apartarse, aunque les tengas aprecio eso no quiere decir que de verdad tengan que estar en tu vida.
    En ciertas ocasiones las barreras son útiles para que no te hieran, todo y que puede ser que pierdas a alguien interesante por no saber bajar la barrera en el momento adecuado, queda claro que en el momento que dejas entrar a alguien dentro de ti le das el poder para hacerte pedazos, solo tienes que ser lo más sabia posible para dejar entrar a quien se merece.
    Y sí, ríete aunque mueras de dolor, porque para nada sirve estar triste, simplemente para perder un tiempo que jamás volverá a ti.

    Preciosa la entrada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu blog, acabo de descubrirlo y es un honor y un placer que hayas visitado esta humilde Roca. Acabo de aprender que las personas que se van, estuvieron para algo aunque sea insignificante en nuestra vida y han acabado su destino con nosotros. Supongo que quiero ser valiente y estar vida, pero no hace falta ser una inconsciente y una suicida.
      Siempre se aprende de todo y una sonrisa estoy convencida de que es la puerta abierta a personas y cosas maravillosas. Nos seguimos, nos leemos, hasta pronto y muchas gracias, Chica de la luna.

      Eliminar
  3. Yo también aparento un iceberg. Con cara de mala leche, a veces demasiado respondona pero es que Callé muchas cosas en mi juventud y no estoy dispuesta a seguir con esa linea porque me hacia daño. Con respecto al amor y amistades no he sido afortunada con la amistad quizás por lo mismo , porque hacemos caso a quien no nos lo hace. Y así se forma el círculo. Yo me siento rota y te entiendo muy bien en tu escrito porque me veo reflejada por suerte el amor me bendijo con un marido del que no me puedo quejar pero me gustaría poder llenar ese hueco de amistades. ( siento el rollo sentimental XD)

    Me ha gustado

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de volver a verte por el blog, me pasa como a ti, en el amor soy muy feliz, tengo a mi mejor amiga aunque lejos, pero conozco a gente que o no me llena o será que no les lleno porque muchos se van o no llegan a estar de verdad. Creo que la gente no se termina de molestar en conocerme, no sé. Quien tenga que venir y quedarse lo hará y valdrá la pena. Muchas gracias y hasta pronto, un saludo

      Eliminar
  4. Es mi primera incursión por tu apacible espacio, Sara y ya veo que debes ser mucho más joven que yo, pero no quita para que te acompañe y de algún modo pueda aminorar esta tristeza que ahora te embarga.

    Te comprendo muy bien, porque en otra época y cuando era algo más joven, también estuve rodeada de muchas amigas con las que mantenía una profunda complicidad en todos los aspectos que te puedas imaginar y naturalmente sufrí bastantes desengaños, parecidos a este que nos compartes. Luego aunque ya no esperaba a nadie y creía que me iba a tocar vivir sola, apareció mi actual pareja, de la que prefiero no especificar género, ni número, ni etiqueta de ninguna clase, pues sencillamente es un ser humano especial en el que puedo confiar plenamente y que a pesar de que las circunstancias nunca nos lo han puesto fácil, llevamos casi veinte años de convivencia y como si fuera el primer día en que nos conocimos. De modo que no tires nunca la toalla porque en el momento menos inesperado seguro que aparecerá esa persona también en tu vida, solo es cuestión de no impacientarte.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias por pasarte por este blog y por dedicar tiempo a comentar la entrada. Te agradezco tus palabras y me gustaría decirte que soy muy afortunada porque tengo una novia maravillosa, cuentos con algunos amigos, pero es cierto que siento algún vacío en este campo y que últimamente se han ido marchando algunos de mi lado, pero la vida es así y unos vienen y otros se van igual que hacemos nosotros en las vidas de los demás. Bienvenida a esta familia, si te apetece suscribirte aquí estamos con los brazos abiertos y espero que disfrutes con nuestras letras. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Gracias a ti, Sara por esta cálida bienvenida a tu "hogar" virtual con esta estupenda familia a tu alrededor. Dentro del poquito tiempo que dispongo, pues además de este blog literario también participo en otros, por lo que estoy algo limitada a la hora de comentar, sin embargo cuando pueda por aquí me verás aparecer.
    También si te apetece estaría encantada de conocer tu opinión sobre lo que voy publicando.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto imagino que seguirás varios, igual que yo, aún así aquí eres bienvenida siempre y nos encantará leerte si alguna vez te apetece comentar alguna entrada. Dejame tu enlace si quieres y me pasaré por tu blog encantada. Un saludo y gracias de nuevo

      Eliminar
  7. Te anoto la dirección de mi blog literario:
    http://seraseras.blogspot.com.es/

    Muchas gracias por tu interés.

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo perfectamente y estas en tu derecho de desahogarte y admitirlo pues ese es el primer paso para empezar a superarlo solo necesitas mas tiempo y ya ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga, el tiempo lo cura todo. Un abrazo

      Eliminar
  9. Hola Sara, me alegro de haber entrado a esta roca, que yo, no la veo como tal, aunque no está de más aparentar ser roca, y en la realidad no serlo...peor es aparentar ser de algodon y en la realidad, no serlo, esto es mucho peor.
    Un placer leerte.
    Un abrazo Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Carmen, muchísimas gracias por tus palabras y bienvenida al blog, si te apetece formar parte de los amigos, puedes hacerlo en varios sitios indicados arriba a la derecha, si tienes un blog u otra web dímelo si quieres y me encantará visitarte. Un abrazo y hasta pronto

      Eliminar